Cómo entrenar a tu perro a caminar con correa de la mejor manera

Nuestros perros no nacen con la capacidad de comprender palabras humanas y ciertamente no vienen equipados con la capacidad de caminar con correa bien. Para que no estén tirando u obligándote a que hagas fuerza, te mencionaremos consejos para que sepas cómo entrenar a tu perro a caminar con correa de la mejor manera.

Ya sea que acabas de traer a casa ese pequeño y esponjoso paquete de alegría de cachorro o que recientemente encontraste tu pareja canina perfecta en el refugio local. Cada relación perro-dueño implica una gran cantidad de tiempo y esfuerzo dedicado a enseñar lecciones y habilidades importantes para la vida, caminar con correa es algo que todo perro debería saber hacer.

No solo les permite viajar contigo, su humano favorito, sino que también los mantiene seguros (y también protege a otros perros y personas). No importa si vives en la ciudad o disfrutas de la tranquila vida en el campo, tu perro siempre debe caminar con correa. Enseñarles a caminar a su lado lleva tiempo, pero con paciencia y refuerzo positivo, tú y tu perro disfrutarán juntos de los paseos diarios pronto.

La clave para enseñarle a tu perro a caminar con correa bien es enseñarle que no tirar es la forma más rápida de llegar a donde quiere ir. Esto requiere tiempo, paciencia y constancia, pero los beneficios pueden ser enormes.  ¡Toma nota!

Cómo entrenar a tu perro a caminar con correa de la mejor manera

7 consejos para entrenar a tu perro a caminar con correa

1. Enséñale con una señal

Un marcador (o estímulo) es un sonido o señal con la mano que señala el momento exacto en que tu perro hizo algo que le valió un premio (una golosina o una galleta). Un clicker es un gran ejemplo de marcador (y reforzador condicionado). Si no tienes un clicker, puedes usar una palabra consistente como «sí» o «bueno», o una señal con la mano como un pulgar hacia arriba. Pero elige uno y apégate a esta. Marca el comportamiento en el segundo que lo veas. Cuanto más precisa y rápida sea su calificación, más eficaz será su enseñanza.

2. Construye una asociación positiva

Antes de emprender una aventura al aire libre contigo, tu perro debe sentirse cómodo y disfrutar usando el equipo para caminar. Esto incluye su collar, correa y posiblemente un arnés para el cuerpo.

Asegúrate de estar en un área tranquila y sin distracciones de tu hogar, como el salón. Comienza por darle tiempo a tu perro para que se acostumbre a usar cada artículo. Ponle el collar mientras juega en la casa o sale al baño y cada vez que te lo pongas, marca y refuerza dándole un premio a tu perro.

Sujeta la correa al collar durante breves momentos durante el día, asegurándote de marcarlo y tratarlo mientras se mueve unos pasos mientras lo usa. Si planeas usar un arnés para el cuerpo, introdúcelo lentamente, brindándole golosinas y elogios mientras lo colocas sobre su cabeza y conectas las correas.

3. Enséñale a tu perro a prestar atención

Puede parecer que debería comenzar a caminar con tu perro, pero antes de que pueda moverse, debes asegurarte de que realmente esté prestando atención, de lo contrario, puede tirar y lanzarse.

Sé paciente y espera a que tu cachorro te ofrezca incluso un pequeño momento de contacto visual o mire, luego marca y refuerce inmediatamente. Repite esto con frecuencia para que tu cachorro entienda que mirarte es igual a golosinas. También puedes agregar una «señal» para llamar la atención. Menciona algo como «mirar» u «ojos» justo antes de que tu perro esté a punto de mirarlo y luego marca, refuerza y elogia.

4. Empieza a moverte retrocediendo

Esto puede parecer contradictorio, pero los pasos hacia atrás son una excelente manera de comenzar a moverse sin alentar a tu perro a tirar. Con tu perro usando su collar y correa, da unos pasos hacia atrás y mientras te sigue, marca, refuerza y elogia. Aumenta gradualmente el número de pasos hacia atrás que das. Comienza con dos o tres pasos y luego gira para caminar hacia adelante dos o tres pasos. Márcalo y refuérzalo si se queda a tu lado.

5. Practica con «Ven»

Enseñarle a tu perro a que “venga” con la correa es una excelente manera de ayudar a prevenir problemas futuros o tirar o seguir adelante. También te brinda una buena oportunidad para enseñarle a tu perro a llegar en el momento justo sin el riesgo de que se escape. Con tu cachorro usando su collar y correa, arroja una golosina a solo unos pasos de ti.

Después de que se coma la golosina y se dé la vuelta para mirarte, di «ven» y rápidamente marca y refuerza el momento en que se mueve hacia ti. Repite esto para que se convierta en un juego de lanzar una golosina y luego darse la vuelta para venir a buscar otra.

6. Practica dando algunos pasos con la correa afuera

Una vez que tu perro haya dominado los conceptos básicos del entrenamiento de caminar con correa adentro, puedes comenzar a moverte afuera, pero asegúrate de encontrar un lugar que tenga pocas distracciones. El patio trasero, jardín o garaje son buenas opciones. Practica caminar unos pocos pasos y detenerte y pedir atención. Marca y refuerza los momentos de agradable caminata con correa cada pocos pasos (mientras está en movimiento) y cada vez que se detenga, espera su atención y luego refuerza también pero sin apuros.

7. Aumenta gradualmente la distancia

Empieza a moverte lentamente de tu casa al vecindario. Comienza caminando la distancia de solo una casa o dos y aumente gradualmente la distancia a medida que tu perro domine la habilidad. Asegúrate de marcar y reforzar constantemente hasta que tu perro mejore cada vez más en este conjunto de habilidades. Se necesita tiempo para mejorar la coordinación de la marca y la entrega del tratamiento mientras se mueve, pero después de unos días de práctica, tenga la seguridad de que será un profesional. ¡Sigue con eso y mantente positivo!

Recuerda que los cachorros tienen poca capacidad de atención a pesar de su aparentemente infinita cantidad de energía. No esperes que un perro joven camine largas distancias contigo hasta que esté más adulto y crecido. Se paciente y permita que tu perro olfatee, orine en árboles y arbustos y disfruta de estar afuera contigo. Los paseos y caminar con correa con nuestros cachorros siempre debe ser divertido, no una tarea ni algo por obligación.

Deja un comentario

He leído y acepto la política de privacidad *

Información básica sobre la protección de datos
Responsable: El titular de la web Más información
Finalidad: Moderar los comentarios. Más información.
Legitimación: Por tu consentimiento. Más información.
Destinatarias/os: Los datos se guardan en los servidores de Webempresa, donde está alojado este sitio web. Más información.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos, así como otros que te explico en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite la supresión por parte de la persona interesada.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de tus datos personales en mi política de privacidad.